PON EN JUEGO EL AMOR
Evangelio del Domingo 32º del Tiempo
Ordinario. Ciclo A

Pincha sobre la imagen para acceder al texto del Evangelio
Comentario al Evangelio.

La parábola que hoy nos propone Jesús es una imagen de lo que puede ser tu vida y la mía.  Es una narración en la que se pone en juego el amor.  Un amor que está encendido, deseoso, anhelante, y otro amor que está apagándose, quizás hasta apagado.

¿Sabías que el amor hay que avivarlo? Esta es nuestra tarea de todos los días. 
Como las doncellas de la parábola, tenemos que estar preparados, para la inesperada venida del Señor.  Él no se anuncia, sencillamente llega.

A veces puedes pensar que se encuentra lejos, pero pregúntate ¿acaso tienes la lámpara del amor encendida para poderlo ver, para descubrirlo en todo?  ¿la lámpara de tu amor tiene tanta luminosidad que hace desaparecer lo oscuro, e ilumina lo que quieres esconder? 

Mantener la lámpara encendida es cuestión de amor.

Pídele con fe al Señor que te ayude a mantener el amor siempre ardiente.  Sé constante, búscalo cada día en la oración, en un momento de silencio, deja que te sorprenda en una sonrisa, en una mirada, en un deseo. 

Y no olvides que el amor no se improvisa, es una fidelidad constante, anhelante; pone en marcha el deseo que hace posible el encuentro.

ORACIÓN:
Señor, sé que la fidelidad,
no es cuestión de unas horas,
sino de toda la vida.
Necesito proveerme de aceite
que alimente la llama de mi amor,
para que la rutina, el aburrimiento,
el cansancio y el desencanto no la apaguen.

Cristo Jesús, Tú que trajiste la Luz
a nuestra tierra oscurecida,
guarda encendida nuestra lámpara,
para que cuando tú llegues,
la encuentres encendida. AMÉN

Hna.Mª Dolores Morillas Fernández.
hna.mdolores.lapresen@gmail.com

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog